sábado, 24 de septiembre de 2016

Sentado frente al Ché...

Acabo de gastrar treinta de los pocos pesos que quedaban en mi bolsillo para aguantar la quincena. ¿Que qué compré? Un café y un cigarrillo. Ya se vé cómo de cara anda la vida en esta ciudad. Y cuando digo 'esta ciudad' no me refiero al D.F. -me niego hasta lo posible en mentar la nueva denominación-, sino a una de las singulares urbes que viven dentro del mostro chilango. Una ciudad en la que pocos pernoctan. Una ciudad de habitantes transitorios que saben que estarán aquí por un tiempo limitado y cuanto menos, mejor, y cuanto más, mejor.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Sones chiquitos de los teenek

Les presumo que el sábado pasado me lancé al Palacio de Bellas Artes para deleitarme el oído en el 50 aniversario de Los Folkloristas. Como siempre, aquello resultó una chulada: un concierto muy emotivo con invitados de todas las épocas de Los Folkloristas; una acústica para irse de espaldas en el interior del recinto; una fiesta muy sabrosa en su exterior -gracias a la pantalla que colocaron afuera no me perdí la primera parte-. En fin, una cosa lo que se dice muy sabrosa.